No se dice «¿Mande?» se dice «¿Qué?»

En algunas regiones de México, se acostumbra que los niños contesten al llamado de un adulto con un “¿mande?” o “¿mande usted?”. A mi mis padres nunca me educaron para responder “¿mande?” ante su llamado, así que un simple y llano “¿qué?” era más que suficiente.

Siendo aún un niño, fui a visitar a mis abuelos, y fue ahí donde recibí mi primer corrección de cómo, según ellos, se le debe contestar a un adulto: no se dice “¿qué?”, se dice “¿mande?“.

Quiero pensar que ésta manera “correcta” de contestar, tiene su origen en la época de la colonia española en México, cuando algunos indígenas contestaban al llamado de cualquier español con un “lo que asté mande patroncito”.

Traigo a colación este tema, porque hace algún a un niño lo regañó su maestra por responder con un “¿qué?” en lugar de con un “¿mande?”. Cuando llegó a su casa y contó lo sucedido, le aclaré al niño que él no estaba contestando incorrectamente, sino que su maestra simplemente creía que esa era una forma mal educada de contestar. Le expliqué que contestar con un “¿qué?” era totalmente correcto; y le sugerí que le aclarara a su maestra, que yo le conté que no se dice “¿mande?”, se dice “¿qué?”.

Cuando me pidió explicación del por qué no se debe decir “¿mande?”, le dije que la gente no debe quedar a disposición de lo que mande otra persona; responder con un “¿qué?”, da la oportunidad de analizar qué es lo que desea la persona que nos ha llamado y decidir, de acuerdo a principios y valores, si ejecutamos su solicitud o no. el niño al siguiente día le explicó a su maestra la situación y la maestra no hizo más que respetar con un “si tu crees que eso es correcto, pues entonces está bien”.

Tal vez parezca algo de poca importancia, pero para mí no lo es; pues creo que principalmente a los niños se les debe enseñar que tienen poder de decisión sobre si mismos y no que otras personas pueden disponer sobre ellos.

El punto focal es: ¿quién puede garantizarle a un niño, que no corre peligro al ponerse a disposición de un adulto?

La respuesta es “nadie” y por eso es mejor decir “¿qué?” en lugar de un “¿mande usted?”.

Ademas a los niños muchas veces los educan a decir «mande» no por ser serviciales sino para que los padres luzcan bien por tener un hijo «educado», y aunque es totalmente correcto decir «mande» para ponerte servicial como por ejemplo con tu jefe de trabajo, a los niños se los enseñan muy mal y les hacen creer que «mande» es sinónimo de «¿que?» tanto así que ya no usan esa palabra nunca para una expresión de pregunta.

En una ocasión platicaba con un niño por teléfono y por distorsión o cualquiera que fuera la razón, cada ves que no me escuchaba bien y no entendía una palabra u oración me decía: «¿mande? » que está totalmente equivocada en su uso de esa forma.

Mande no es una pregunta, mande no es sinónimo de «¿qué?», y por gente que cree eso a muchas personas les resulta ofensivo que alguien use ese termino cuando es perfectamente correcto y no tiene nada de malo. Es solo el hecho de que tienen la mentalidad acostumbrada de esa forma.

Gracias por leer.

Hasta pronto.

 

También te podría gustar...

11 Respuestas

  1. Ahora se debe enseñar a no decir el «ola k ace?» xD

  2. Carlos Torres via Facebook dice:

    pos mi hijo me dice mande porque es mio.

  3. Carlos Torres via Facebook dice:

    xD

  4. Pues yo siempre respondere «mande» porque me gusta y soy feliz siendo servicial

  5. Le agregué un par de párrafos al artículo 😉

  6. Anónimo dice:

    Ese ¿qué, suena irrespetuoso?, y ese mande, suena a servilismo, sin ir a los extremos creo que lo más apropiado es contestar «señor», «señora».

  7. Anónimo dice:

    Bueno, hay quienes nacieron para ser serviles (ovejas), hay nada que hacer, una cosa es ser servicial, otra cosa, ser servil.

  8. yo dice:

    Después de pensar creo que lo correcto sería «si, diga»

  9. Anónimo dice:

    Yo contesto: «Sí, dime» o » dime»

Escribeme un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.