Historia personal: tragedia en un oxxo

Esta es una real y trágica de algo que me sucedió estos días:

un día ya cerca de que que anocheciera fui al OXXO, uno de los tantos que hay en mi ciudad lagunera, nada más iba por una Coca y unas papas. Cuando estaba a mitad del camino se me acercaron dos personas, un chavito y una ruca de unos 50 años.

Me preguntaron que por quién iba a votar este 7 de julio y les contesté que el voto era libre y secreto ya para que no molestaran. Se me quedaron viendo muy raro, como si no se esperaran esa respuesta.

El tipo ese me dijo que no desperdiciara mi voto, que diera el «Voto útil». La señora sacó de su bolsa un billete de 100 pesos y me lo ofreció a cambio de mi voto por cierto partido político.

Le rechacé el dinero, diciéndole que no iba a comprar mi voto, que yo ya sabía por quién quería votar y nada iba a cambiar esa decisión. De pronto el chavo buscó algo en la bolsa de la señora y sacó una navaja. Me amenazó, diciéndome que tenía que votar por quien ellos dijeran, o de lo contrario me iba a ir mal. Dijeron que sabían donde vivía, quienes eran mis familiares, y amigos.

Viendo que no me iban a convencer ni con violencia, el chavo sacó un celular de esos viejos, marcó un número y dijo algo acerca de que «tenían a un rebelde», y dijo donde estábamos. Al minuto, llegó una camioneta negra, llena de tipos con toda la pinta de mal vivientes.

Ahí fue el momento cuando lo valiente se me quitó y sí me asusté de verdad, nunca me había pasado nada así. Y luego los maleantes, aún ignoro porqué, buscaron problemas y me les enfrenté. Mi madre, asustada, muy seria me dijo: «¡Te mudas ahora mismo con tus tíos de Bel Air!»

Llamé a un taxi y al mirarlo noté que decía «Fresco», yo no sé por qué. No le dí importancia y lo abordé, y me dije a mí mismo, «¡casi estás en Bel Air!»

Al fin, llegué a una mansión de lo más elegante, y le dije al taxista: «¡ponte desodorante!», mirando mi reino finalmente pensé: «¡ha llegado el Príncipe de todo Bel Air! ¡Aaauuuuhh!»

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Anónimo dice:

    No se ni por que mierdas perdi mi tiempo viendo esta pendejada

Escribeme un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.